viernes, 27 de julio de 2012

Sexta lección – jueves 19 de julio 2012


Sexta lección – jueves 19 de julio 2012

Manifestación convocada en el mismo horario para protestar contra los recortes y los aumentos del IVA.

El patrón de tensión primario tiende a gobernar cuerpo y mente en función de las experiencias traumáticas no resueltas del pasado. Puesto que el organismo lo conoce como la solución que le permitió sobrevivir a experiencias intolerables, no renuncia a él. La parte del sistema nervioso al cargo de los patrones habituales no sabe del tiempo y no sabe que podría no sólo sobrevivir sino vivir mucho mejor, si supiera soltar al menos una parte de la tensión. 

Los movimientos de expansión y reposo hacia dentro y hacia el suelo, propios de la respiración, caen víctimas de los recortes impuestos por el gobierno del patrón habitual. El organismo se agota bajo el gravamen adicional de la tensión que restringe los movimientos respiratorios, impuesto sobre las cargas de tener que generar las actividades de la vida con un aporte energético menor, una movilidad restringida.
En cuanto a la respiración, la clave está en la espiración y concretamente al final de la espiración cuando ya ha salido todo el aire que sale con sólo relajar los músculos que han trabajado para inspirar. Sintiendo la dirección natural de este movimiento nos orienta hacia el suelo, la tierra, las bases de apoyo en el mundo material. 

El malestar en el cuerpo se manifiesta en ese momento. Si nos dejamos caer en el malestar, nos inunda. Si intentamos evadirnos de él, contribuimos a mantener el patrón. Pero si dirigimos la atención hacia las bases en el mundo material que nos sustentan y dejamos que sustenten también el malestar, la próxima inspiración se inicia allí. Entonces el espacio preso del malestar se puede expandir, con apoyo. Con cada respiración un poco más de apoyo, un poco más de expansión.  

Así, el gobierno del patrón habitual restrictivo no puede sostenerse y acaba por ser derrotado. Normalmente, cuando el patrón de tensión nota que la cosa va en serio y que no va a poder continuar al mando, se agarra con todas sus fuerzas, porque también los patrones quieren sobrevivir. Pero enfocar la atención en permitir una respiración profunda y pausada contrarresta los intentos del patrón habitual de prevalecer a base de recortes e impuestos insostenibles. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario