viernes, 12 de abril de 2019

Carta abierta a Su Majestad el Rey de España Felipe VI

Barcelona, 11 de abril de 2019
Majestad:

Honestamente, ¿cómo se siente cuando afirma que España es un Estado de derecho democrático maduro y consolidado? Por favor, concédase un momento para mirar dentro de su corazón y sea honesto consigo mismo.

-    Sabiendo que ostenta el cargo de Jefe del Estado español en cumplimiento de las estipulaciones testamentarias del comandante de las fuerzas rebeldes contra el Estado de derecho democrático, que llegó al poder gracias a la ayuda que recibió de criminales de guerra convictos en cortes internacionales y de otros que eludieron su responsabilidad suicidándose,
-    sabiendo que los crímenes contra la humanidad cometidos bajo el régimen totalitario del dictador nunca fueron investigados por ningún tribunal y siguen impunes,
-    sabiendo que la judicatura del régimen totalitario se transformó en la judicatura de un Estado de derecho democrático sin apenas cambio alguno en las personas que ostentaron los altos cargos y que muchas de las que les siguieron, siguen en la misma tesitura,
-     sabiendo que la interpretación que en España se da al artículo 2 de la Constitución española es inconstitucional e ilegal,

… porque de saber, usted sabe todas esas cosas, por más recursos que destine a negarlas… pues, sabiendo todo esto, ¿cómo se siente cuando afirma que España es un Estado de derecho democrático maduro y consolidado?

¿Sabe usted que, independientemente de las leyes que puedan haberse  aprobado al respecto, la carga de culpas no reconocidas se transmite a los que le suceden a uno en el cargo que ostenta, a seres queridos, familiares próximos, en especial a hijos, nietos, etc.? ¿Sabe que la carga heredada de culpas negadas puede llevarles a la ciega repetición de los actos que causaron la culpa originalmente, a fracasos y bancarrotas? Puede costarles la salud y la vida porque la conciencia no la tolera. Proyectarla sobre otros y llevar a estos a juicio no hace más que aumentar la culpa heredada por la propia culpa.

Por favor, Majestad, mire a los ojos de sus hijas y observe ¿cómo se siente? Mire a los ojos de su mujer y pregúntese. ¿Qué va a hacer?

Brigitte Hansmann
Analista de patrones arquetípicos y patrones somáticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario